jueves, 29 de diciembre de 2011

Aprovechamiento de la sabiduría del jubilado




Cómo aprovechar la sabiduría de los jubilados


Rastreando por internet he encontrado esta empresa londinense creada para potenciar y revitalizar al jubilado. Considerando la noticia interesante publico una reseña en éste nuestro blog del jubilado. Lástima que no cunda y se creen otras compañias en España.
Close

No son voluntarios. Son personas increíbles. Los individuos que se acaban de jubilar tienen una sabiduría y una experiencia muy valiosa, acumulada a lo largo de muchos años. Convertir la jubilación en una renuncia a ese capital humano es un estrepitoso despilfarro para la sociedad. Pero, además, en lo personal, transmitir a un individuo el mensaje de “ya no sirves para nada” tampoco es muy sensato. 
No es  nuevo el debate sobre el aprovechamiento de los conocimientos de los jubilados. Pero lo interesante es que, entre reflexión y reflexión sobre cómo aprovechar su talento, surgen iniciativas que lo empiezan a utilizar.
Desde el pasado agosto existe en la ciudad de Londres una red social en la que las personas que están a punto de jubilarse o que se acabar de retirar pueden inscribirse para ofrecerse a realizar algunas actividades o enseñar a otros ciudadanos.
Estas son algunas de las ofertas que aparecen en la web The Amazings: “Introducción a Tai Chi con Cris”, “Haz tu propio bálsamo de labios con Gail” o “Fotografía de calle con Andrew”.
La compañía, creada por tres emprendedoras, se encargan de la gestión y la comunicación de los cursos. El precio de las clases se sitúa entre 10 y 25 libras esterlinas. De ellas, la organización toma un 30% como remuneración y el resto se destina a pagar al increíble.
Las fundadoras (Katie Harris, Nikki Sherry y Katy Koren) explican en la web que su misión es “ayudar a la gente que se va a jubilar y a los jubilados a crear experiencias increíbles con sus habilidades, sus conocimientos y las pasiones de su vida. Nosotras gestionamos la publicidad y los pagos. Todo lo que tienen que hacer los increíbles es decidir cuándo quieren vivir sus experiencias, presentarse, ser increíble y coger el dinero”.
El trabajo remunerado mientras se percibe una pensión del estado podría entrar en conflicto, pero, ante esta cuestión, Katie Harris, una de las fundadoras de esta red social, asegura que “en el Reino Unido no es necesario declarar tus ingresos si son inferiores a 95 libras esterlinas a la semana”.
“Muchos de nuestros amazings están desarrollando actividades como inicio de un trabajo al que se podrán dedicar después a tiempo completo”, especifica Harris. “Ellos lo ven como una gran oportunidad no solo para hacer dinero en el futuro. También para comenzar a planear pequeños negocios de los que pueden vivir después de dejar sus oficios de toda la vida”.
La fundadora explica en un vídeo que no identifican a los amazings con voluntariado.
No quieren utilizar esta palabra para describirlos. En su lugar, optaron por llamarlos increíbles y los definen, según la web, como “alguien que se ha jubilado o está a punto y que tiene algo interesante que transmitir y convertirlo en una actividad. Puede ser cualquier cosa. Desde haber vivido toda tu vida en Hackney y saber elaborar mermelada hasta tener un barco-vivienda en River Lea”.
"The Amazings" ha nacido en el este de Londres pero el objetivo ahora es llevarlo a todo el país.
 

sábado, 5 de noviembre de 2011

Perfil de las personas mayores españolas en 2011


Informe sobre las personas mayores en 2011

A continuación publicamos el siguiente  Informe elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ofrece una serie de datos estadísticos con indicadores básicos sobre las personas mayores en España durante 2011.

1. Aspectos destacados

Indicadores demográficos

- España sigue su proceso de envejecimiento. El 1 de enero de 2011 había 8.092.853 personas mayores, el 17,2% sobre el total de la población (47.150.819), según el Avance de Explotación del Padrón 2011 (INE). Sigue creciendo en ma­yor medida la proporción de octogenarios; ahora representan el 5,1% de toda la población.

- La generación del baby-boom, nacida entre 1957-1977, que cuenta con edades entre 34 y 54 años, se encuentra ahora en plena edad laboral. Entre esas fechas nacieron casi 14 millones de ni­ños, 4,5 millones más que en los 20 años siguien­tes y 2,5 más que en los 20 años anteriores. La generación del baby-boom iniciará su llegada a la jubilación en torno al año 2020. La presión sobre los sistemas de protección social aumentará.

- El sexo predominante en la vejez es el fe­menino. Hay un 35% más de mujeres que de varones. Nacen más varones que mujeres y este exceso se mantiene durante muchos años. Ahora se alcanza el equilibrio hacia los 50 años. En las primeras décadas del s. XX, la edad en que mu­jeres excedían ya en número a los varones era los 14 años.

- El número de personas de 85 y más años por cada 100 de 45 a 65 años (ratio de apoyo familiar) ha ido aumentando progresivamente en los últi­mos años y se estima que seguirá haciéndolo, de manera que cada vez serán menores los recursos familiares disponibles para apoyar a una cifra tan alta de mayores.

- Andalucía, Cataluña y Madrid son las co­munidades autónomas que mayor cifra de perso­nas mayores tienen. En datos relativos, Castilla y León, Asturias y Galicia son las que presentan proporciones más altas de personas mayores.

- Alemania, Italia, Francia, Reino Unido y Es­paña son los países de la Unión Europea con una cifra más alta de personas mayores, como corres­ponde también a los países más poblados. Italia, Alemania, Grecia y Suecia son los países más en­vejecidos en cifras relativas.

- Entre los mayores extranjeros afincados en nuestro país destacan fundamentalmente los procedentes de la Unión Europea. Reino Unido y Alemania son los dos principales países emi­sores. Esto contrasta con las nacionalidades pre­dominantes entre los más jóvenes, entre las que destacan Rumanía y Marruecos y algunos países latinoamericanos.

Longevidad y estado de salud

- La longevidad se ha incrementado de forma espectacular durante todo el siglo XX. En 1900 la esperanza de vida era de 34,8 años, y ahora es de 81,6. El factor que más ha incidido es el descenso de la mortalidad infantil.

- Las mujeres españolas tienen una esperanza de vida al nacer de 84,6 años, y los varones de 78,5 años (2009). Se encuentran entre las más al­tas de la Unión Europea.

- A los 65 años, la esperanza de vida de las mujeres es de las más altas de la UE, detrás de Francia; lo mismo sucede con los varones (2009). Sigue existiendo un declive de la mortalidad a edades altas lo que provocará una mayor super­vivencia de los mayores y un envejecimiento de los ya viejos.

- Ha habido una reducción de morbilidad hos­pitalaria (altas) en población infantil y joven hasta 34 años, y un aumento entre las personas de edad, en los últimos lustros. Los mayores suponen el 39,2% de todas las altas hospitalarias. Son asi­duos en los hospitales y con estancias más largas y presentan estancias más largas que el resto de la población. Más de la mitad de todas las estancias causadas en hospitales se debe a población de 65 y más años.

- El patrón de mortalidad de la población es­pañola en su conjunto está determinado por las causas de muerte de los mayores: las enferme­dades degenerativas sustituyen a otras histórica­mente más importantes. Existe una mayor homo­geneización del proceso de muerte, puesto que se produce más tarde y se concentra en edades elevadas.

- El 83,5% de todos los fallecidos en España son personas de edad. A principio del s. XX no llegaba al 30%. El patrón de mortalidad es disi­métrico según sexo: los varones empiezan a mo­rir antes que las mujeres.

- La principal causa de muerte entre los mayores está relacionada con enfermedades del aparato circulatorio: provocó 109.027 falleci­mientos. El cáncer es la segunda causa de muerte (77.788 fallecidos). En tercer lugar, a distancia, se encuentran las muertes por enfermedades res­piratorias. Destaca el aumento de mortalidad por enfermedades mentales y nerviosas (demencias, Alzheimer) en los últimos lustros.

- El estado de salud subjetivo varía poco en­tre una encuesta y otra. El 39,7% de los mayores percibe su salud como buena o muy buena (ENS, 2006); 75,9% en el resto de la población. Las percepciones negativas aumentan con la edad. El sexo es un factor diferenciador de la salud subje­tiva; el 48,5% de los varones autovalora bien o muy bien su estado de salud, mientras que sólo el 33,1% de las mujeres considera su salud como buena o muy buena.

- La tasa de discapacidad crece con la edad; a los 80 años, más de la mitad de los españoles tiene problemas para actividades de la vida coti­diana. También es más alta en los analfabetos, en los viudos y en los que viven en hogares de otro tipo (diferentes a los unipersonales, multigenera­cionales y en pareja).

Características económicas

- Prácticamente la totalidad de las personas mayores recibe alguna prestación económica del sistema público de pensiones (directamente o a través de la pensión del cónyuge). La mayor parte de las pensiones del Sistema de Seguridad Social corresponde al régimen general (5,3 millones), le sigue en importancia el régimen especial de tra­bajadores autónomos (1,9 millones) y los demás. Las pensiones de jubilación (5,2 millones) son el tipo de pensión más extendida; hay 2,3 millones de pensiones de viudedad. En total hay 8,8 mi­llones de pensiones en el Sistema General de la Seguridad Social.

- En 2011 la pensión media ascendía a 807,6 euros mensuales. Las pensiones más altas corres­ponden a las del régimen especial del carbón y las enfermedades profesionales. Las más bajas son las antiguas del SOVI (Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez.

- Los hogares con persona de referencia de 65 ó más años tienen proporcionalmente los menores ingresos de los hogares españoles. Cerca de un cuarto de ellos no alcanza los 9.000 euros anua­les. Un 36,1% de los hogares cuya persona de re­ferencia es una mujer tienen el menor nivel de ingresos (menos de 9.000 euros anuales).

- La posición económica de los mayores ha mejorado en los últimos años, pero a pesar de ello, la tasa de riesgo de pobreza entre los mayo­res es superior en cuatro puntos a la media de los españoles: 24,6% de los mayores presentan ese riesgo.

- El gasto fundamental de un hogar donde residen personas mayores es el mantenimiento de la propia vivienda (agua, electricidad, y otros gastos). Supera el 40% de los gastos. El capítulo alimentación es el segundo en importancia segui­do de los apartados de ocio (espectáculos, hote­les, cafés, etc.).

- La mayoría de los españoles tiene la vivien­da en propiedad; entre los mayores lo es en el 87,8% de los casos.

- España es un país con una cifra de años espe­rados de vida tras la jubilación para los hombres bastante alta (21,2 años), por encima de países como Estados Unidos y buena parte de la Unión Europea.

Características sociales y otras

- Se ha observado en los últimos años un in­cremento de los hogares unipersonales, aunque en proporciones más bajas que en otros países europeos.

- La edad aumenta la probabilidad de vivir en soledad. La forma de convivencia mayoritaria en­tre los hombres de 65 y más años es la pareja, casi en un 50% de los casos, mientras que entre las mujeres aumenta el porcentaje de las que viven solas, llegando a suponer el doble del porcentaje de hombres que vive en hogares unipersonales.

- Los cambios en el estado conyugal tienen impacto en muchos órdenes de la vida de los mayores: tipo de hogar, salud, ingresos, etc. El 80,4% de los varones está casado; sin embargo, sólo el 48,2% de las mujeres. Entre las mujeres de edad, la viudez es muy común. La viudez au­menta notablemente con la edad.

- Las personas mayores españolas que viven en hogares de otro tipo (otros tipos de convivencia diferentes a la pareja, el hogar multigeneracional, o el hogar unipersonal) son las que presentan ma­yor porcentaje de casos de discapacidad. Tam­bién en este tipo de hogar se recogen los casos de mayor severidad.

- La persona que fundamentalmente cuida de los hombres mayores en dependencia es su cón­yuge, seguida, de su hija. En el caso de las mu­jeres mayores que necesitan ayuda son las hijas las que fundamentalmente se hacen cargo de los cuidados, seguidas de otros familiares y amigos.

- En los últimos 30 años ha disminuido sensi­blemente el porcentaje de personas de 65 y más años analfabetas en España, al mismo tiempo que ha aumentado el porcentaje de mayores con estudios secundarios y superiores. El bajo ni­vel de instrucción entre los mayores (y los muy mayores) refleja antiguas situaciones de escasez dotacional (escuelas, maestros) y condiciones de vida que no les permitieron entrar o continuar en el sistema educativo.

- Se observa un descenso más acusado en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en el grupo de edad que engloba a las personas de 65 a 74 años, marcándose una brecha digital respecto a la población más joven. Los hombres emplean el ordenador y acceden a internet en mayor medida que las mujeres, con diferencias porcentuales situadas en torno a los 7 puntos.




2. Indicadores demográficos
Tabla 1.1.- Evolución de la población mayor, 1900-2049



* De 1900 a 2011 los datos son reales; de 2021 a 2049 se trata de proyecciones
Fuente: INE: INEBASE:
1900-2001 Cifras de población. Resúmenes provinciales de población según sexo y edad desde 1900 hasta 2001.
2011: Avance del Padrón municipal a 1 de enero de 2011. Datos provisionales. Consulta en septiembre de 2011.
2021-2049: Proyecciones de la población a largo plazo. Consulta en septiembre de 2011.


lunes, 10 de octubre de 2011

Poemas sobre la vejez


Poemas sobre la vejez

La vejez




Me llegará lentamente
y me hallará distraído
probablemente dormido
sobre un colchón de laureles.
Se instalará en el espejo,
inevitable y serena
y empezará su faena
por los primeros bosquejos.

Con unas hebras de plata
me pintará los cabellos
y alguna línea en el cuello
que tapará la corbata.
Aumentará mi codicia,
mis mañas y mis antojos
y me dará un par de anteojos
para sufrir las noticias.

La vejez...
está a la vuelta de cualquier esquina,
allí, donde uno menos se imagina
se nos presenta por primera vez.

La vejez...
es la más dura de las dictaduras,
la grave ceremonia de clausura
de lo que fue, la juventud alguna vez.

Con admirable destreza,
como el mejor artesano
le irá quitando a mis manos
toda su antigua firmeza
y asesorando al Galeno,
me hará prohibir el cigarro
porque dirán que el catarro
viene ganando terreno.

Me inventará un par de excusas
para amenguar la impotencia,
´que vale más la experiencia
que pretensiones ilusas´,
me llegará la bufanda,
las zapatillas de paño
y el reúma que año tras año
aumentará su demanda.


La vejez...
es la antesala de lo inevitable,
el último camino transitable
ante la duda... ¿qué vendrá después;
La vejez
es todo el equipaje de una vida,
dispuesto ante la puerta de salida
por la que no se puede ya volver
 
A lo mejor, más que viejo
seré un anciano honorable,
tranquilo y lo más probable,
gran decidor de consejos
o a lo peor, por celosa
me apartará de la gente
y cortará lentamente
mis pobres, últimas rosas.
  
-Alberto Cortez-


domingo, 18 de septiembre de 2011

LA PARADOJA DE LA VIDA





Paradoja de la vida 



DICEN QUE DIOS CREÓ AL BURRO Y LE DIJO:
-"Serás burro, trabajarás de sol a sol, cargarás sobre tu lomo todo lo que te pongan y vivirás 30 años". El burro contestó:
- Señor, seré todo lo que me pides, pero... 30 años es mucho, ¿por qué no mejor 10 años?. Y Dios creó al burro.

DESPUES DIOS CREÓ AL PERRO Y LE DIJO:
-"Serás perro, cuidarás la casa de los hombres, comerás lo que te den y vivirás 25 años". El perro contestó:
-Señor, seré todo lo que me pides, pero... 25 años es mucho, ¿por qué no mejor 10 años?. Y Dios creó al perro.

LUEGO DIOS CREÓ AL MONO Y LE DIJO:
-"Serás mono, saltarás de árbol en árbol, harás payasadas para divertir a los demás y vivirás 15 años". El mono le contestó:
-"Señor, seré todo lo que me pides, pero... 15 años es mucho, ¿por qué no mejor 5 años?. Y Dios creó al mono.

FINALMENTE, DIOS CREÓ AL HOMBRE Y LE DIJO:
-"Serás el más inteligente de la tierra, dominarás el mundo y vivirás 30 años". El hombre le contestó:
-"Señor, seré todo lo que me pides, pero... 30 años es poco. ¿Por qué no me das también los 20 años que no quiso el burro, los 15 que no aceptó el perro y los 10 que rechazó el mono?. Y Dios creó al hombre.

Y HE AQUÍ LA PARADOJA:
Así es que el hombre vive 30 años como hombre, luego se casa y vive 20 años como burro, trabajando de sol a sol y cargando sobre su espalda el peso de la familia; luego se jubila y vive 15 años como perro, cuidando la casa, comiendo lo que le den y termina viviendo 10 años como mono, saltando de casa en casa de los hijos, y haciendo payasadas para divertir a los nietos.


jueves, 19 de mayo de 2011

Reflexiones de un oncólogo




Reflexiones de un experto en oncología


Han llegado a nuestro alcance las siguientes reflexiones del oncólogo brasileño y a la vez premio Nobel de Medicina: Dr. DRAUZIO VARELA. Dada la importancia que tienen para nosotros los jubilados, es por lo que merecen el presente artículo.




Dr. Brauzio Varela)


Definiciones


Tercera Edad:
Oficialmente comienza a los 60 años y se supone que termina a los 80, pero no hay consenso.
b. Cuarta Edad o Vejez:
Se inicia a los 80 años y termina a los 90.
c. Longevidad:
Se inicia a los 90 y termina cuando mueres.

Vejez saludable

Nadie está sano después de los 50. Sanos están los jóvenes; los viejos tienen siempre uno o varios achaques que son propios de la edad. De lo que se trata entonces es de envejecer saludablemente, es decir, con los achaques controlados y sin complicaciones.

Genética
Si quieres saber cuánto vivirás y cómo llegarás a esa edad, mira o recuerda a tus padres. La carga genética es fundamental para establecer un pronóstico de vida. Quien tuvo cáncer o infarto antes de los 60 lo trasmitirá en los genes a sus hijos por lo que éstos tendrán mayor probabilidad de desarrollar las mismas enfermedades. Lógicamente el desarrollo de una enfermedad crónica requiere la presencia de varios factores, pero el genético es sólo uno de ellos.

No hay atracón gratuito
“Somos lo que comemos” dicen los naturistas y no les falta razón. Si además de tener una carga genética desfavorable te pones 3 ó 4 cucharaditas de azúcar en cada café que tomas, saboreas todas las pieles del pollo asado y te relames con las cortezas de cerdo del aperitivo del fin de semana, estás convirtiendo tus arterias en cañerías atascadas. Ergo, no habrá buena circulación, no habrá buena oxigenación, lo que equivaldrá a muerte celular o, dicho de otro modo, envejecimiento acelerado o prematuro.
En consecuencia, si quieres tener una vejez saludable, a partir de los 50 años cuida tu alimentación y deja de comer cosas “químicas”, de abusar de las grasas… Un buen desayuno, un buen almuerzo y una pésima cena son la clave para equilibrar tu medio interno.

Viva el trago

Aparejada a la dieta está la bebida. Abandona todas las bebidas gaseosas; esas las pueden tomar los jóvenes y con mesura, nosotros no. Todos esos líquidos tienen carbonato de sodio, azúcar y cafeína. A nuestra edad, estas sustancias vapulean al páncreas y al hígado hasta desgastarlos. Toma mejor limonada, zumos… Hasta la cerveza es preferible ya que se hace con agua hervida, tiene componentes naturales y no contiene sodio.
Por otro lado hay bastante evidencia clínica que demuestra que el consumo moderado de alcohol después de los 50 años mejora la calidad de vida pues tiene tres efectos definidos: vasodilatador coronario, disminuye el colesterol y es un sedante moderado. En consecuencia, y de forma práctica, a la hora del almuerzo o por la noche, cuando llegues a tu casa y ya no tengas que conducir, pégate un lingotazo. Los licores más recomendados son el whisky, el vino tinto y el aguardiente puro.
En lugar de tomar nitroglicerina para dilatar las arterias, o estatinas para bajar el colesterol, o un valium para estar tranquilo, consigues todo eso con un buen trago. Y si lo haces en compañía de las personas que quieres, el efecto se duplica. Ahora bien, sólo una advertencia: consumo moderado equivale a uno o dos vasos, porque si te pasas todos los días, el efecto es exactamente el contrario y te matará más rápido de lo que te imaginas.

Nadie me quitará lo bailado

Eso es absolutamente cierto porque todo lo que comas y bebas te dejará huella y, cual retrato de Dorian Gray, tu cuerpo lo mostrará en la vejez. Las noches de juerga, los atracones, los excesos de todo tipo harán la vida de viejo muy desgraciada. Y no solamente a ti, sino a tu familia.

Pérdidas

La principal desgracia para un anciano es la soledad. Lo habitual es que las parejas no lleguen a viejos juntas; siempre alguien se va primero, con lo que se desequilibra todo el statu quo que sostenía a los componentes de la pareja. El viudo o viuda comienza a ser una carga para su familia.
Mi recomendación personal es que traten de no perder -mientras tengan lucidez– el control de su vida. Eso significa, por ejemplo: yo decido cuándo y con quién salgo, qué como, cómo me visto, a quién llamo, a qué hora me acuesto, qué leo, en qué me distraigo, qué compro, en dónde vivo, etc. Porque, cuando ya no puedas hacer todo eso, te habrás transformado en un plomo completo, en un lastre para la vida de los demás.

Ya no tengo más tiempo pues el trabajo me llama y he escrito esto en una pequeña pausa de 30 minutos. Espero que os sea de utilidad


Aprovecho para felicitar a mi amigo Jorge Dimuro, por su buen hacer en Radio Caracol de Argentina en favor de los jubilados de las Federaciones de Quilmes, Florencio Varela y Barazategui. La labor que realizan en el programa de radio Caracol, que se emite los sábados por la tarde, esta ya dando muchos frutos y cada vez cuenta con más oyentes que se solidarizan con los problemas de dichos jubilados ¡Enhorabuena!

domingo, 17 de abril de 2011

YA SOY MAYOR

Ya soy libre y mayor

Para compartir con mis buenos amigos estos reales pensamientos:

Persona mayor y libre

El otro día una persona joven me preguntó qué se sentía al ser viejo; Me sorprendió mucho, ya que no me considero viejo, sólo mayor. Hacerse mayor, he decidido, es un regalo. Yo soy ahora, probamente por primera vez en la vida, la persona que quiero ser.

Algunas veces me desespero de mi cuerpo… las ojeras, las arrugas, la calvicie, las canas… y a menudo me sorprendo de la persona mayor que vive en mi espejo…

Me he convertido en mi mejor amigo. No me regaño de comer esa galleta extra, o por no hacer mi cama, o por comprar ese juego de jardín que no necesitaba.

Estoy en mi derecho de ser desordenado, extravagante y oler las flores…. He visto a muchos de mis amigos irse de este Mundo muy pronto, antes de que entendieran la libertad que viene con hacerse mayor.

¿A quién le interesa si escojo leer o jugar en mi PC hasta las cuatro de la mañana y luego dormir hasta mediodía?

Bailaré conmigo a esos acordes de los 50 ó 60 y si deseo lloro, en ese momento, por algún amor perdido… ¡Lo haré!

Caminaré sobre la playa sin bañador… a pesar de las miradas de compasión de las que usan bikini… Ellas también se harán mayores. (si tienen suerte)

Sé que alguna vez soy olvidadizo. Pero me acuerdo de las cosas importantes.

A través de los años mi corazón se ha roto ¿Cómo no puede romperse el corazón cuando pierdes a alguien querido, o cuando sufre un niño o muere tu mascota…? Pero el corazón roto es lo que nos da fuerza, entendimiento y compasión. Un corazón que nunca se ha roto, nunca sabrá de la felicidad de ser imperfecto.

Soy bendito por haber vivido lo suficiente para que mis cabellos se vuelvan grises y conservar la sonrisa de mi juventud. Tantos no se han reído y tantos se han muerto, antes de que sus cabellos se volvieran plateados.

Puedo decir ”NO” y querer decirlo. Puedo decir “SI” y querer decirlo. Cuando vas haciéndote mayor, es más fácil ser positivo. Te preocupas menos de lo que las otras personas puedan pensar. Hasta me he ganado el derecho de estar equivocado… ME GUSTA SER MAYOR, porque me he dado ¡¡LIBERTAD!!

Me gusta ser la persona en la que me he convertido. No voy a vivir para siempre… pero mientras esté aquí, no perderé el tiempo en lamentar lo que pudo ser, o preocuparme de lo que será.

Comeré postre todos los días… (Si así lo deseo).

Amar sencillamente. Amar generosamente. Hablar amablemente. Y el resto… dejárselo a Dios.

¡Qué bello es contemplar las flores y aspirar su fragancia en los ratos de nuestra vejez! ¡Qué bellas son las mariposas que vuelan de flor en flor!

Queridos amigos: Disfruten sus años de vida y no sufran por haber perdido su juventud. Vivan y amen. Todos tienen un gran valor para Dios, y para mí también.

¡¡¡Sonríe cada mañana porque Dios se ha despertado antes que tú y ha colgado el Sol en tus ventanas!!!

sábado, 26 de marzo de 2011

Reumatología y Diabetes

Preguntas y respuestas sobre salud:

Reumatología:
¿Se puede curar la artrosis?
La artrosis es un deterioro crónico de las articulaciones que suele alcanzar su clímax en la tercera edad, aunque en mucho casos los primeros signos radiológicos pueden verse a partir ya de los 20 años, y que, como tal es irreversible. Sin embargo, la actitud fatalista que se toma ante ella a menudo no está en modo alguno justificada. Aparte de tener un componente fundamental producido por los traumatismos repetidos, se ve influida por condiciones como el sexo femenino, la obesidad o la genética, al parecer relacionada con familias que tienen una mayor movilidad articular. Por lo tanto, la actitud fundamental ante ella es la prevención, actuando sobre los factores que pueden contribuir a su aparición o a exacerbarla cuando ya está presente. Entre estas medidas estaría el perder peso si hay obesidad, la utilización de bastones y otras ayudas en la vida cotidiana, correcto calzado que amortigüe la vibraciones y, por tanto los microtraumatismos articulares, etc. También los analgésicos y los antiinflamatorios pueden servir para aliviar el dolor y en muchos casos avanzados la cirugía puede resultar curativa.

¿Cómo puedo mantener mi movilidad el mayor tiempo posible a pesar de padecer artrosis?
No se debería contemplar la artrosis de un modo fatalista, como algo que habrá que sufrir sólo a costa de renuncias a una actividad normal, aunque el ejercicio inmoderado o el "maltrato" de una articulación estén contraindicados. En muchos casos será una buena idea perder peso, eliminando así la sobrecarga articular que supone la obesidad. La artrosis como tal no se cura, pero se puede tratar de aliviar sus manifestaciones, para ello es fundamental, en primer lugar, un buen diagnóstico, pero también una información adecuada sobre los síntomas y disfunciones, junto con unos consejos para una adecuada higiene articular. En muchos casos esto bastará para mantener una adecuada calidad de vida. Según las circunstancias, si es necesario se podrá indicar un tratamiento médico a base de analgésicos o antiinflamatorios que alivien los síntomas o, incluso, un tratamiento quirúrgico, tras el cual también se puede obtener hoy una calidad de vida aceptable.

¿Qué ejercicios puedo practicar si padezco ciática?
El dolor ciático se debe a la compresión de las raíces nerviosas lumbares bajas y sacras, normalmente debido a la protrusión del disco intervertebral - hernia de disco- y esa presión sobre la raíz nerviosa es la que provoca el dolor y los signos neurológicos sobre el lado afectado. También otras causas distintas de la hernia de disco pueden producir esa compresión de las raíces, y habrá, por tanto, que descartarlas. En la mayoría de los casos, unos días de reposo en cama, resultarán suficientes, con una recuperación progresiva de la actividad física, recurriendo, cundo sea necesario, a los analgésicos. En caso más rebeldes habrá que recurrir a un reposo más prolongado y a mediadas como la tracción, que en conjunto basta para un 90 % de los casos. Como último recurso quedan las infiltraciones de corticoides o anestésicos y la cirugía. Sobre el ejercicio, habría que decir que aquellos que no llegan a producir dolor no parecen perjudiciales, aunque hay que procurar todos aquellos que supongan un esfuerzo excesivo y, sobre todo, levantar pesos.

¿Cuál es la causa y el tratamiento del dolor de rodillas que padecemos varios miembros de mi familia?
En muchas familias parece haber una predisposición a estas molestias en las rodillas, que pueden deberse a un origen genético o, simplemente, ambiental, esto es, por unas condiciones de vida similares, como pueda ser una vivienda sin ascensor o un terreno accidentado que faciliten la sobrecarga articular. Por otro lado, el dolor en las rodillas puede ser referido, es decir, tener su origen en otra estructura anatómica, como la espalda o la cadera. Por tanto, la primera prioridad será establecer un diagnóstico preciso de las causas del dolor para después recurrir a un tratamiento específico que dependerá de esa causa, como inmovilización, tratamiento médico en enfermedades como la gota, analgésicos y antiinflamatorios en la artrosis, etc.

Diabetes:

¿Se hereda la diabetes?
No es exacto decir que la diabetes sea hereditaria del mismo modo que lo decimos, por ejemplo, de la hemofilia. Lo que sí está comprobado es que tiene un importante factor genético. Por ejemplo, en el caso de la diabetes tipo 1, la probabilidad de padecerla es de un 6 % para las personas que tienen un padre o hermano que ya la padece, frente a un 0,4 % en la población normal. Estas cifras, con ser significativas, están muy lejos de darnos un predicción precisa de quién va a padecer la enfermedad. Por otro lado, decimos que la diabetes tiene un origen multifactorial, lo cual quiere decir que la predisposición muchas veces no será suficiente sin otros factores desencadenantes. Y, en todo caso, hay que recordar que la enfermedad, o al menos no pronóstico, no se define por unos determinados patrones fisiológicos o químicos, sino por la existencia de daños o complicaciones, que muchas veces podrán ser evitados, o al menos, minimizados, con unas medidas preventivas y de estilo de vida adecuadas.

¿Cuáles son los factores de riesgo para la diabetes?
En general, se consideran como factores de riesgo para la diabetes la edad superior a 45 años, el tener alguno de los padres o hermanos diabéticos y la obesidad.

¿Cómo se controla la diabetes tipo 2?
Para controlar la diabetes tipo 2, aquella que en principio no es insulinodependiente, lo esencial es un cambio en el estilo de vida. Para ello es fundamental una dieta cardiosaludable- baja en grasas y colesterol- y con alto contenido en fibra. Junto a ello son fundamentales el ejercicio, la pérdida de peso y dejar de fumar para prevenir las complicaciones de la diabetes.

¿Qué consejos hay que seguir para que los niveles de glucosa en la sangre se mantengan normales?
En principio, es difícil fijar a priori los límites de "normalidad", pues para cada diabético hay unos "márgenes" diferentes. Por eso, lo recomendable es que estos límites se fijen individualmente para cada paciente por parte del médico, pues algunos pacientes presentarán síntomas con unos niveles más bajos que otros y algunos nunca presentarán síntomas, a pesar de unos niveles aparentemente elevados. Por eso si se comprueba que los niveles de glucosa pueden estar altos o demasiado bajos, o que se están aumentando las necesidades de insulina, o hay dudas sobre la dieta correcta, hay que acudir siempre al médico.

¿Por qué en unas ocasiones es más difícil controlar los niveles de glucosa que en otras?

En las personas con diabetes, los cambios en los niveles de glucosa dependen mucho más de la dieta que en la persona no diabéticas. Por ejemplo, el ayuno produce una bajada de glucosa que se manifestará sobre todo durante la noche o la madrugada, pero muchas personas tienen también una bajada reactiva de la glucosa entre las 2-5 horas después de una comida, precisamente cuando se ponen en marcha los mecanismos fisiológicos que se desencadenan tras los altos niveles de glucosa que se dan después de las comidas. En las personas diabéticas, esto puede estar influido por los fármacos o la insulina en dosis demasiado altas. Al mismo tiempo, también se pueden dar lugar a niveles elevados de glucosa por dosis demasiado bajas de insulina. Por otro lado el ejercicio físico no habitual también influye, así como las infecciones u otras enfermedades, que provocan una situación de stress al organismo, que, en el caso de los diabéticos, supone una mayor necesidad de insulina..

¿Hace falta que siga una dieta estricta aunque mi diabetes sea leve? Las formas más leves de diabetes pueden controlarse sólo con la dieta. Antiguamente se pensaba que la dieta tenía que ser baja en hidratos de carbona, pero hoy sabemos que se consigue un buen control de la enfermedad con una ingesta elevada de hidratos de carbono, siempre que se eviten los de absorción rápida, como los azúcares y dulces. Lo realmente importante es evitar las excesivas subidas de glucosa en la sangre, y eso por ejemplo depende mucho de una dieta en la que no que se consuma glucosa sola, sino acompañada con otros elementos, como lípidos y proteína. La fibra vegetal también retrasa, que no disminuye, la absorción de la glucosa, y es por tanto, muy recomendable. El objetivo del tratamiento será en cualquier caso minimizar los síntomas agudos que se deben a niveles demasiado altos o demasiado bajos de glucosa, y en prevenir las complicaciones a largo plazo. Al mismo tiempo, hay que controlar otros factores, que se pueden sumar a las complicaciones de la diabetes a largo plazo, como la hipertensión arterial, el consumo de tabaco, o la obesidad. Por lo tanto, las seguimiento de la dieta tienen una importancia capital en mantener unos niveles aceptables de glucosa y en minimizar la probabilidad de la aparición de complicaciones. Así que el padecer una diabetes en sus fases más iniciales no es dispensa para seguir una dieta adecuada que, en todo caso, nos permitirá al menos retrasar el momento en que sean necesarias otras medidas terapéuticas.

¿Si se padece diabetes, será necesario utilizar insulina?

Aunque los pacientes con diabetes no insulinodependiente tienden a tener un control de la glucemia cada vez más dificultoso, que a la larga es fácil que lleve a la necesidad de la administración de insulina, esto no es una regla fija. Lo importante a la larga es mantener un buen nivel de salud y una calidad de vida aceptable el máximo tiempo posible y evitar la aparición de complicaciones propias de la diabetes. En muchos casos incluso, se va a intentar retrasar todo lo posible la administración de la insulina precisamente con el fin de mantener una buena calidad de vida. No olvidemos que éste es el objetivo fundamental de toda intervención sanitaria, y sólo secundariamente lo sería el control de los niveles de glucosa. Por tanto, habrá que considerar cada caso individualmente y sopesar los beneficios y los riegos que el tratamiento con insulina puede suponer.

¿A qué complicaciones puede dar lugar la diabetes?
Las complicaciones a que da lugar la diabetes vienen dadas por alteraciones a nivel de los vasos sanguíneos o de los nervios.