martes, 21 de mayo de 2013

Poema al abuelo





Nos ha llamado mucho la atención el poema dedicado al abuelo del peruano: Carlos Jurado Silva. Poema que a continuación publicamos.

 
ME HAN DICHO VIEJO LATOSO
INSERVIBLE TORPE Y LENTO
NO SABEN QUE SOY DICHOSO
YA VIVÍ Y ESTOY CONTENTO

En su discurrir el tiempo
va perlando las cabezas
incrementa las tristezas
y el roble cede a los vientos
Pero como cruel tormento
también es muy generoso
y nos concede reposo
con risas con alegría
por eso olvido que hoy día
ME HAN DICHO VIEJO LATOSO.

Ser viejo no es una afrenta
para el adulto mayor
y menos si algún menor
lo dice como una ofensa.
Tengo experiencias inmensas
que me agrandaron por dentro
con muchos frutos yo cuento
pues supe guardar otrora
y que importa griten ahora
INSERVIBLE TORPE Y LENTO.

Cada arruga de mi cara
es un pedazo de vida
y cicatriz de la herida
que mi juventud dejara
Es la huella que declara
que resulté victorioso
he derrotado el acoso
de la parca y sus cadenas
y pienso con mucha pena
NO SABEN QUE SOY DICHOSO.


Muy joven labré mi suerte
no me asustó la pobreza
jamás bajé la cabeza
ni tuve miedo a la muerte
Mis brazos se hicieron fuertes
para expulsar los lamentos
disfruté de los momentos
más dulces que imaginé
y si alguna vez lloré
YA VIVÍ Y ESTOY CONTENTO.

Autor: Carlos Jurado Silva.